En tu 1ª visita

Depilación láser cabecera

En tu 1ª visita

Para nuestro equipo resulta indispensable que dispongas de toda la información necesaria antes de realizarte el tratamiento. Para ello nuestros profesionales te asesorarán e informarán de todos los pasos a seguir de forma pormenorizada e individualizada.

También te contarán que es necesario cumplir una serie de requisitos para poder ser depilado con éxito sin sufrir daños en la piel.

En cualquier caso, debes acudir a la primera sesión con el vello SIN rasurar. De esta forma podremos valorar todas aquellas características del vello que nos ayudarán a eliminarlo de forma eficaz: color, distribución en el área a depilar, grado de fortaleza, etc. Además, conociendo la cantidad inicial de vello existente en la zona, podremos ir viendo el grado de eliminación que se va produciendo sesión tras sesión.

A continuación, se procede a rasurar el vello, ya que el láser debe aplicarse sobre la piel lisa para que la máxima energía se absorba en el folículo. Nuestros profesionales se encargarán en todo momento de proporcionarte:

  1. Un ambiente acogedor e íntimo.
  2. Información personalizada y resolución de dudas en cualquier momento.
  3. Seguridad. Estudio minucioso de la piel antes de cada sesión. Protección ocular con gafas adecuadas durante la aplicación del láser.
  4. Procedimiento.El proceso consta de la aplicación de disparos sobre la piel hasta cubrir la zona que se desea depilar. Durante el tratamiento, la piel es protegida por el mencionado dispositivo de refrigeración mediante gas criógeno que pulveriza frío sobre la piel. Después, la piel enrojecerá levemente. Para aliviar dicho enrojecimiento se aplica después de la depilación un gel de aloe vera.
  5. Revisión. Aproximadamente, transcurridas 5 semanas de la última sesión, nuestro equipo te citará para una REVISIÓN.En ella determinarán tu evolución y ritmo de crecimiento de nuevo vello para poder fijar la cita para la siguiente sesión, que NUNCA se realizará antes de mes y medio de la anterior, ya que nuestra experiencia nos ha permitido comprobar que no hay salida de nuevo vello antes de ese tiempo. Así, el tiempo entre sesiones marcado por la evolución INDIVIDUAL, se irá espaciando debido principalmente al debilitamiento del vello, tardando mucho más tiempo en salir.